Seleccionar página

El mundo ha cambiado mucho en las últimas décadas. Hoy en día, la globalización es un hecho y, para bien o para mal, estamos en contacto constante con todo el planeta. En cuestión de minutos, podemos saber lo que está pasando en cualquier rincón, leer las noticias de todos los medios que queramos e incluso contactar directamente con personas al otro lado del océano. Podemos, porque nada nos imposibilita hacerlo, pero ¿somos realmente capaces?

La respuesta es: solo algunos. No se trata de un privilegio, ni mucho menos, sino de tener los conocimientos necesarios para acceder a dicha información. La globalización ha hecho que necesitemos una lengua de unión, y aunque se hayan inventado híbridos como el esperanto, lo cierto es que esa lengua es el inglés. Y ¿qué tiene que ver esto con mejorar mi carrera profesional? Mucho.

Por un lado, casi todas las empresas piden hoy en día un nivel alto de inglés, ya que la mayoría de ellas están abiertas a un mercado internacional. Estés empezando tu carrera o trabajando ya para una de ellas, saber inglés puede ayudarte mucho. En el primer caso, para conseguir un buen puesto de trabajo. El inglés ya no es un simple extra, es un requisito indispensable. En el segundo, aunque tengas un puesto fijo, saber inglés puede hacerte mucho más útil en la empresa, y te puede llevar a puestos de mayor importancia. Además, saber un segundo idioma puede hacer que te suban el sueldo.

Por otro lado, si tienes un negocio propio, es la clave para extenderlo. La oportunidad que nos brinda Internet de vender online hay que aprovecharla, y eso sólo puede hacerse si eres capaz de comunicarte en inglés. Ampliar el alcance del mercado significa más clientes potenciales y, por lo tanto, más ventas. En el caso de la hostelería, también puede venir muy bien hablar esta lengua, ya que el turismo está en auge, y los extranjeros no siempre hablan español, pero seguro que hablan inglés. Desde luego, estarán mucho más contentos si te entienden.

Otro aspecto interesante en el que saber inglés te puede venir muy bien es el reciclaje constante. Este es un concepto que se usa mucho hoy en día. La ciencia, las nuevas tecnologías, los métodos educativos… todo avanza a una velocidad vertiginosa y, si no queremos quedarnos atrás, tenemos que conocer los nuevos avances en nuestros respectivos campos. Toda esta nueva información suele estar mayormente en inglés, por lo que ser capaces de comprender este idioma es fundamental para poder estar al día.

Las ventajas de hablar inglés como segunda lengua son cada vez mayores y, lo mejor de todo es, ¡qué no tiene ninguna desventaja!