ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Aprender inglés teniendo en cuenta los Idioms

Los Idioms son expresiones idiomáticas (propias de una lengua) que tienen un sentido figurado, el cual puede o no sobreentenderse de las partes que lo componen. Los Idioms son un reflejo cultural de cada lengua, por lo que es necesario no sólo saber lo que significa, si no también entenderlos en contexto.

Aprender un idioma no consiste sólo en saber traducir a la lengua extranjera lo que quieres decir en tu lengua materna; consiste en conocer y comprender la cultura que refleja dicha lengua, y en ello radica la importancia del correcto uso de las expresiones idiomáticas de cada idioma. Dicho de otro modo, el (correcto) uso de Idioms dota de naturalidad a nuestro uso y expresión del lenguaje. Esto es una de las primeras cosas que aprenderás en nuestra academia de inglés en Toledo y Ciudad Real.  

Ya sólo en el título de este post podemos observar un ejemplo en español: “traer de cabeza”. Algo que nos trae de cabeza nos resulta difícil de comprender o de realizar. ¿Cómo podríamos expresar la misma idea en inglés? Podríamos utilizar el siguiente idiom: “do somebody’s head in”. Por ejemplo:

“Este problema me trae de cabeza”, en inglés sería: “this problem is doing my head in.” En este post vamos a introducir brevemente (ya que abarcarlos todos podría llevarnos una vida entera, esto lo hacemos en las clases de Academia Learning en Toledo y Ciudad Real) unos pocos Idioms tanto del inglés como del español y sus respectivos equivalentes.

  • Costar un ojo de la cara / un riñón: lo utilizamos para referirnos a algo que es extremadamente caro. Su equivalente inglés sería: “to cost and arm and a leg” o “to cost a bomb” (costar un brazo y una pierna o costar una bomba).
  • Ganarse el pan: quiere decir mantenerse (económicamente) o trabajar. En inglés, en lugar del pan, se ganan el bacon. Es decir, la expresión que utilizan es: “to bring home the bacon”.
  • Perro ladrador, poco mordedor: se suele utilizar para referirnos a personas que hablan más que actúan. En inglés en cambio es: “his bark is worse than his bite” (su ladrido es peor que su mordedura).
  • A caballo regalado no le mires el diente: quiere decir que no hay que buscarle los defectos a algo que se nos regala. “Beggars can’t be choosers” es el equivalente inglés y quiere decir algo así como “los que piden no pueden elegir”.
  • Andarse por las ramas / con rodeos: cuando al hablar no nos centramos en el quid de la cuestión si no en detalles insignificantes o irrelevantes. En inglés sería “To beat about the bush” .
  • Mandar a freír espárragos: lo utilizamos cuando estamos hartos de una situación o persona. Por ejemplo, hemos repetido muchas veces algo a alguien y sigue preguntando y ya hartos le decimos “¡Vete a freír espárragos!”, en inglés en cambio le diríamos: “go and fly a kite!” (vete a volar una cometa).
  • Ser un hueso duro de roer: lo utilizamos para describir a personas que no se dejan amilanar o intimidar por otros o por las situaciones difíciles, en inglés en cambio sería “to be a tough nut to crack” (ser una nuez dura de romper).
  • No tener dos dedos de frente: se usa para describir a alguien que es extremadamente ingenuo o estúpido. En inglés hay varias maneras de expresar esta idea: “You don’t have half an eye” (no tener ni medio ojo) o bien, “to have the brains where one sits” (tener el cerebro donde uno se sienta).

Si utilizas estas expresiones en tu clases de nuestra academia de inglés en Toledo y Ciudad Real, dejarás a todos con la boca abierta y mostrarás al profesor tus ganas por aprender inglés. No obstante, como ya se ha dicho antes, hay infinidad de expresiones idiomáticas que se utilizan en el lenguaje coloquial y que nos pueden resultar un poco difíciles de aprender cuando estudiamos un idioma. Personalmente, la mejor manera de aprenderlas, más que de memorizarlas, es comprender cada expresión en los diferentes contextos en los que se puede utilizar; así, cuando nos encontremos en una situación parecida, podremos relacionar más fácilmente la expresión y utilizarla.

 

Autor: Danniela, profesora en Academia Learning