ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Cuando aprendemos inglés o cualquier lengua extranjera siempre se habla de motivación. Muchos alumnos afirman estar motivados para aprender y asistir a clase, otros sin embargo destacan que no lo están y que eso influye en nuestro aprendizaje. En este artículo analizaremos qué es la motivación y como nos afecta.

En primer lugar, debemos saber que la motivación no sólo se centra en si tenemos o no interés en aprender la lengua. Es obvio que si nos encontramos con fuerzas podemos afirmar que estamos motivados y queremos trabajar. No obstante no todo el mundo está motivado de la misma forma ya que existen diversos tipos según nuestros objetivos y los motivos por los cuales queremos saber inglés.

Motivación instrumental vs integrativa

Aprendemos inglés con una motivación instrumental cuando se debe a un motivo utilitario. Por ejemplo para acceder a determinadas oportunidades laborales. No obstante, también podemos aprender inglés con un fin integrativo, es decir, por interés hacia la cultura e integrarnos en una comunidad cuya lengua oficial es la inglesa.  Ambos tipos son compatibles y sea cual sea tu motivo, en Academia Learning Madrid, ¡te vamos a ayudar!

Motivación extrínseca vs intrínseca

La motivación extrínseca tiene lugar cuando el aprendizaje se debe a estímulos externos (recompensas o castigos) mientras que la intrínseca proviene de nuestro propio interés por aprender. Siempre debemos intentar reflexionar sobre nuestro aprendizaje y objetivos para lograr estar motivados y tener éxito. En Academia Learning  Madrid trabajaremos para que te sientas siempre motivado.

En resumen, el aprendizaje de las lenguas extranjeras y la motivación están estrechamente vinculados. Si nos encontramos motivados lograremos un mayor éxito. ¡Querer es poder! Debemos intentar siempre tener en cuenta nuestros objetivos y las razones por las cuales aprender una lengua nueva es importante. ¿Cuáles son los tuyos?